Descubrí la magia del silencio como se encuentra todo lo que a mi parecer es inaudito, por casualidad. Me refiero al silencio interior, al silencio mental. Hasta entonces, había creído que el parloteo incesante en mi cabeza era natural y que, tal vez, el día que se cayara sería la hora de mi muerte. Con esta certeza, me despertaba cada mañana para, acto seguido, comenzar a gestionar las montañas de pensamientos, recuerdos, advertencias y demás avisos que me hablaban sin descanso. Ocurrió después de haber practicado meditación durante más de un año. Y no fué durante, ya que las meditaciones que utilizaba eran guiadas, tratando de que otras voces, las que escuchaba, acallaran las mías propias e intentando formar lo que debía ver en mi imaginación, tal como me dictaban las instrucciones. De repente, aquel día, cuando el audio terminó, me encontré dentro de un espacio, una calma desconocida. Mis sentidos estaban alerta, escuchaba mi respiración y todos los sonidos que me rodeaban, pero no me afectaba. La sensación de paz era tan nueva, agradable, placentera, que quise quedarme ahí para siempre. Cuando la magia acabó, el dispositivo se accionó de nuevo y todos los pensamientos entraron en tropel. Sin embargo, fui consciente, acababa de descubrir el silencio.

A partir de ahí, comenzó mi búsqueda. Me adentraba cada vez más en la naturaleza, abrazaba los árboles, descalzaba los pies para sentir la tierra o la hierba. Contemplaba las nubes, los pájaros o el fluir de las aguas de un río. Pero, el silencio no volvía. Mientras caminaba, los pensamientos lo hacían conmigo. Desanimada, volvía a casa con la sensación de haber perdido algo, un bien preciado, un tesoro, que tan solo había sido mío por un instante. De nuevo por casualidad, me inscribí en unas clases de Yoga. En una de ellas, practicando una meditación con el mantra OM, volvió a ocurrirme y tampoco durante, sino al terminar. Me di cuenta al instante: lo que me llevaba a la magia no eran los sonidos de la meditación en sí, sino la respiración consciente.https://www.cuerpomente.com/salud-natural/8-tecnicas-respiracion-consciente_5393

Qué difícil respirar adecuadamente con el estrés que padecemos todos hoy. Qué complicado apagar el televisor, la radio, internet, las redes sociales o cerrar el libro que sea y simplemente, prestar atención a mi respiración.

Yo, cuando me acuerdo y lo hago, descubro la magia del silencio y me conecto con mi interior. Los músculos del cuerpo se relajan, las fibras se destensan y dejan de presionar las articulaciones, la sangre fluye libremente, los pensamientos se detienen y la tensión en la cabeza se libera. Después, un torrente de energía nueva, limpia, una sensación de paz, de felicidaduser uploaded image

Tu opinión es importante para mí. Por favor, escribe un comentario.

Gracias.

Ana Montero del Amo http://anamonda.com

«La Primera Ventana» https://www.amazon.es/primera-ventana-Do%C3%B1a-Ana-Montero/dp/1719969000/ref=tmm_pap_swatch_0?_encoding=UTF8&qid=&sr=